El verano se estrena siempre con Minorquines a sus pies, desde Francia hacia el mundo. Todo comenzó cuando unos menorquines inventaron la Avarca, unas sandalias confortable, robusta y ligera. El pie respiraba, la suela era impermeable y aguantaba altas temperaturas. Minorquines desarrolla esta sandalia española a otro nivel, respetando las técnicas ancestrales del taller familial. La autentica sandalia, disponible de la talla 15 a la 46.